GUILLERMO CARRACEDO

CIENTÍFICO DENTRO Y FUERA DEL AGUA

Otra gran impresión la que nos causó el “menudo” gallego. Hijo de uno de los científicos más notables de España, este chaval nos cautivó por muchas razones.

Como en otros casos, su alta en patrocínalos fue voluntaria y se estudió con detenimiento. Fue entrevistado por nuestro equipo, y rápidamente vimos que había “historia” detrás de su palmarés.

Le llamamos para vernos en Madrid y vino tras muchas horas de autobús desde su Galicia querida. Nos extrañó que no viniese en un medio de transporte más cómodo o rápido, pero nos contó que no podía todavía volar por las lesiones que se había producido en el cráneo entrenando al pedel surf, competición en las que es un fenómeno.

Ya intrigados tuvimos que preguntar de qué se trataba. Resulta que en su brillante palmarés, también tienen lesiones de todo tipo y todos los tamaños. Las tablas de su deporte, son más largas y pesadas que las que habitualmente vemos en el surf convencional, motivo por que en un movimiento desafortunado, se lesionó en el cráneo con la tabla, produciéndose una herida inciso contusa de extrema gravedad en el cráneo.

Afortunadamente ese día en la playa estaban sus padres, ambos médicos, que le pudieron ofrecer los primeros auxilios. Guillermo en vista de la gravedad de sus lesiones, perdió el habla y el conocimiento, pero antes le dio tiempo a despedirse de sus padres, pues imaginaba un desenlace fatal.

« 1 de 2 »

Trasladado en helicóptero a un hospital, semanas más tarde salía del mismo con esa amplia sonrisa que le acompaña 7/24 y con una rehabilitación dura por delante. Ese era el motivo por el que no podía todavía volar. La presión de la cabina le podía producir lesiones.

Además, Guillermo es estudiante de medicina a punto de terminar la carrera, con unas notas brillantes. Al principio reconozco que no encontraba explicación, pues varios de nuestros deportistas tenían licenciaturas, o grados como se dice ahora, de la máxima complicación, y aún así tenían tiempo para entrenar, competir y ganar… y sacar notas excelentes. Al final esas coincidencias tenían un patrón: SACRIFICIO Y DISCIPLINA.

Un apunte más del genial Guillermo. Todos los días se desplazaba en autobús desde su lugar de residencia hasta la facultad de Santiago, invirtiendo varias horas en el desplazamiento. Recuerdo que le pregunté el motivo por el que su padre, una eminencia científica y nominado para los prestigiosos premios Nobel, no le compraba un coche pequeño y de segunda mano para ir a estudiar cada día. Su respuesta me sorprendió mucho, como todo lo de este chaval. “Mi padre dona todo a la ciencia”. Ejemplar

Cuando realmente conoces las historias y se cuentan con exactitud, te das cuenta que la suerte no existe. Sólo existe trabajo y recompensa y que merecen el patrocinio y apoyo tanto como otras disciplinas. Las marcas buscan este tipo de historias. El resto consiste en transmitirlas con exactitud.

Todo mi cariño y admiración para el “menudo” crack gallego.

.

CONTENIDOS RELACIONADOS